Recomendaciones alimentarias para dormir mejor

Escrito por Redacción el . Publicado en Noticias

El 17 de marzo se celebra el Día Mundial del Sueño, con el que se pretende disminuir la carga que suponen los problemas del sueño en la sociedad a través de una mejor prevención y manejo de los trastornos del sueño. Este año se conmemora esta fecha bajo el lema “Dormir profundamente, nutre la vida” que incluye al sueño profundo como uno de los tres pilares de la buena salud junto con una dieta equilibrada y el ejercicio regular. 

Por este motivo, desde Super Premium Diet, el servicio de asesoramiento nutricional en farmacias del Grupo NC Salud, señalan una serie de recomendaciones sobre los alimentos más (y menos) recomendables para tener un sueño completamente reparador.

¨El binomio alimentación-sueño marca, día a día, nuestro estado anímico, bienestar físico y rendimiento laboral. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo y cerca de 10 años comiendo, por lo que merece la pena adoptar una rutina que eduque nuestro descanso y nuestro sistema digestivo, apostando por la calidad de vida, la salud y la positividad¨, apunta Marta Gámez, directora técnica del Grupo NC Salud

Comidas que ayudan a dormir

Es conveniente apostar por cenas ligeras con productos que faciliten la digestión y potencien la relajación, preparándonos para el momento de dormir.
- También son recomendables los alimentos beneficiosos para el confort digestivo, como la papaya, la alcachofa, la piña, el espárrago, el calabacín o los productos integrales.
- Las infusiones o suplementos alimenticios naturales ayudan a la relajación mental.

Además, es importante incluir alimentos a lo largo del día que nos aporten triptófano. Se trata de un aminoácido que estimula la serotonina, popularmente conocida como la hormona de la felicidad, y que contribuye a disminuir los niveles de estrés y nerviosismo. Los alimentos como la leche, las legumbres, los frutos secos y la carne pueden aportarnos triptófano, pero si necesitamos un plus, los complementos alimenticios con triptófano son grandes aliados. Además, pueden estar enriquecidos con minerales como el Magnesio que contribuye a la función psicológica normal y al buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Alimentos a evitar en las cenas

Debemos eludir las cenas copiosas y ricas grasas (embutidos, quesos curados y/o grasos, salsas o frituras), pues pueden digestiones lentas, y acidez de estómago, claros inconveniente para la buena calidad del sueño.

- Recetas elaboradas con cantidades considerables de especias
- Se aconseja evitar líquidos ricos en cafeína como el café, bebidas cola y el té, ya que estos, son altamente estimulantes. En el caso de las bebidas refrescantes, son doblemente dañinas, pues contienen cafeína y azúcar.
- Tamaño de las raciones. Es importante que la cena no sea demasiado copiosa debiendo adquirir el hábito de cenar de manera suficiente para sentir saciedad sin llegar a sentir hinchazón abdominal.

Entre las otras recomendaciones que no incluyen la comida que ingerimos en las últimas horas del día, es aconsejable no acostarse inmediatamente después de cenar, ya que potencia la subida del contenido ácido del estómago al esófago, provocando síntomas como el ardor o las náuseas.

Además, es imprescindible establecer unos horarios de descanso y comida, para favorecer el descanso y educar a nuestro organismo a demandar nutrientes de forma equitativa y coordinada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Para saber más sobre las cookies Política de Cookies.

Estoy de acuerdo y